http://stratgia.com/blog/una-etapa-de-cambio





Una etapa de cambio

Publicado el 30 de Diciembre del 2015 por Manuel Ramos, Ph.D.–Director General de StraTgia


¿Por qué nos importa? Una vez Herbert G. Wells dijo: “¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio.” Analicemos esto, cada aspecto de nuestras vidas se miden en pequeños cambios progresivos, unidos entre sí por la experiencia que se va ganando en cada paso.

El 2015 está por terminar.  Se cierran etapas profesionales, estrategias y esfuerzos de todo tipo. Pero comienza otra, una etapa de cambio, donde todos quieren y fijan sus mentes en cambiar, en mejorar, en marcar una diferencia y en hacer las cosas de otra manera.

Sin embargo, un cambio no siempre significa tomar un camino distinto.  Si lo pensamos bien, cambiar se refiere a evolucionar, es un progreso, ya sea profesional, empresarial o personal.

Sabemos que un cambio es considerado algo bueno, un punto de quiebre que abre nuevas puertas, genera nuevas ideas y permite que se elaboren nuevas estrategias. Cada vez que mencionamos dicha palabra, se despeja la mente, es automático.

¿Por qué nos importa?  Una vez Herbert G. Wells dijo: “¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio.” Analicemos esto, cada aspecto de nuestras vidas se miden en pequeños cambios progresivos, unidos entre sí por la experiencia que se va ganando en cada paso.  Lo mismo ocurre con nuestro planeamiento estratégico. Cada proceso aplicado, cada estrategia e, incluso, cada idea que desarrollamos pasan por pequeños o grandes cambios a lo largo del tiempo en que se utilizan.

Es un proceso evolutivo del cual no debemos tener miedo. Al contrario, debemos siempre considerarlo como una mejora continua, como una oportunidad.

Este año ha sido un año de cambios, de crecimiento.  Un año en el que nos acercamos más a nuestros sueños.

Gracias a ustedes por un año extraordinario y sobre todo, gracias por ser los verdaderos protagonistas y arquitectos, no de un año que se acaba, sino de uno que empieza.

Lleguemos al 2016 con la mejor de las actitudes, preparados para cambiar, para evolucionar y llegar más allá en este camino que tenemos por delante.

¡Felices fiestas y un próspero año nuevo!

COMPARTIR:

¿Por qué nos importa? Una vez Herbert G. Wells dijo: “¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio.” Analicemos esto, cada aspecto de nuestras vidas se miden en pequeños cambios progresivos, unidos entre sí por la experiencia que se va ganando en cada paso.

El 2015 está por terminar.  Se cierran etapas profesionales, estrategias y esfuerzos de todo tipo. Pero comienza otra, una etapa de cambio, donde todos quieren y fijan sus mentes en cambiar, en mejorar, en marcar una diferencia y en hacer las cosas de otra manera.

Sin embargo, un cambio no siempre significa tomar un camino distinto.  Si lo pensamos bien, cambiar se refiere a evolucionar, es un progreso, ya sea profesional, empresarial o personal.

Sabemos que un cambio es considerado algo bueno, un punto de quiebre que abre nuevas puertas, genera nuevas ideas y permite que se elaboren nuevas estrategias. Cada vez que mencionamos dicha palabra, se despeja la mente, es automático.

¿Por qué nos importa?  Una vez Herbert G. Wells dijo: “¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio.” Analicemos esto, cada aspecto de nuestras vidas se miden en pequeños cambios progresivos, unidos entre sí por la experiencia que se va ganando en cada paso.  Lo mismo ocurre con nuestro planeamiento estratégico. Cada proceso aplicado, cada estrategia e, incluso, cada idea que desarrollamos pasan por pequeños o grandes cambios a lo largo del tiempo en que se utilizan.

Es un proceso evolutivo del cual no debemos tener miedo. Al contrario, debemos siempre considerarlo como una mejora continua, como una oportunidad.

Este año ha sido un año de cambios, de crecimiento.  Un año en el que nos acercamos más a nuestros sueños.

Gracias a ustedes por un año extraordinario y sobre todo, gracias por ser los verdaderos protagonistas y arquitectos, no de un año que se acaba, sino de uno que empieza.

Lleguemos al 2016 con la mejor de las actitudes, preparados para cambiar, para evolucionar y llegar más allá en este camino que tenemos por delante.

¡Felices fiestas y un próspero año nuevo!

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Comentarios

    Nota: Aún no se han publicado comentarios.
    x