http://stratgia.com/blog/la-lista-de-santa-segmentacion-navidena





La lista de Santa: Segmentación Navideña

Publicado el 23 de Diciembre del 2015 por Manuel Ramos, Ph. D.–Director General de StraTgia


La lista de Santa es probablemente una de las más conocidas en el mundo y que la usa todo el equipo del Polo Norte. A partir de ella nace y se ejecuta un plan que lleva ilusión y felicidad a todos los rincones del mundo.

Definitivamente, en vísperas de Navidad, de todos los personajes, el que más se prepara es Santa Claus. Todos sabemos, en líneas generales, qué es lo que hace: Entregar los regalos de todo el mundo.  Pero, ¿alguna vez han pensado en todo lo que implica?

Hablamos de un planeamiento estratégico que toma meses en su ejecución para que los resultados sean los esperados. Desde la evaluación y segmentación de los niños de todo el mundo, pasando por la fabricación de los juguetes, hasta el plan de distribución y la preparación del trineo y los renos. Todos son puntos muy importantes, sin embargo, la segmentación del público es uno de los puntos de partida.

Todo comienza con la famosa lista. Aquel papel con nombres de todo el mundo, donde también figuran datos como direcciones, edades, características, gustos, comportamiento y más. Y es que esta información es necesaria para saber con exactitud qué es lo que se debe realizar y, en el caso de Papa Noel, saber si el niño merece o no un regalo.

Si la segmentación aplicada en las oficinas del Polo Norte no fuera precisa y completa, muchos niños no recibirían lo que pidieron en sus cartas, muchos otros simplemente no tendrían nada con que sorprenderse a la mañana siguiente y hasta los renos no sabrían a donde dirigirse.

Por otro lado, al segmentar, los duendes podrán saber qué se necesita fabricar, en qué cantidades, con qué colores, con qué empaques y hasta en qué idioma; lo que al final, significa que tendremos niños felices con lo que pidieron. Esto, gracias a que conocen a quién están atendiendo y cuáles son los necesidades que se deben satisfacer.

Pero, no podemos hablar de segmentación y navidad sin mencionar el punto más importante. La conexión con los niños. Al segmentar, Papa Noel comprende y conoce quiénes representan su público objetivo, entiende que tienen deseos y necesidades que deben ser satisfechas con su trabajo. Entiende que existe una ilusión que debe ser cumplida por él para ver esas sonrisas tan valiosas en la mañana de navidad.

Y es que, el saber segmentar, le permite formar un lazo muy fuerte a través de los años. Permite elaborar las estrategias que se llevarán a cabo en la noche más ocupada del año, así como también, cumplir con los requisitos del mercado y los de la misma compañía.

La lista de Santa es probablemente una de las más conocidas en el mundo y que la usa todo el equipo del Polo Norte.  A partir de ella nace y se ejecuta un plan que lleva ilusión y felicidad a todos los rincones del mundo. 

COMPARTIR:

La lista de Santa es probablemente una de las más conocidas en el mundo y que la usa todo el equipo del Polo Norte. A partir de ella nace y se ejecuta un plan que lleva ilusión y felicidad a todos los rincones del mundo.

Definitivamente, en vísperas de Navidad, de todos los personajes, el que más se prepara es Santa Claus. Todos sabemos, en líneas generales, qué es lo que hace: Entregar los regalos de todo el mundo.  Pero, ¿alguna vez han pensado en todo lo que implica?

Hablamos de un planeamiento estratégico que toma meses en su ejecución para que los resultados sean los esperados. Desde la evaluación y segmentación de los niños de todo el mundo, pasando por la fabricación de los juguetes, hasta el plan de distribución y la preparación del trineo y los renos. Todos son puntos muy importantes, sin embargo, la segmentación del público es uno de los puntos de partida.

Todo comienza con la famosa lista. Aquel papel con nombres de todo el mundo, donde también figuran datos como direcciones, edades, características, gustos, comportamiento y más. Y es que esta información es necesaria para saber con exactitud qué es lo que se debe realizar y, en el caso de Papa Noel, saber si el niño merece o no un regalo.

Si la segmentación aplicada en las oficinas del Polo Norte no fuera precisa y completa, muchos niños no recibirían lo que pidieron en sus cartas, muchos otros simplemente no tendrían nada con que sorprenderse a la mañana siguiente y hasta los renos no sabrían a donde dirigirse.

Por otro lado, al segmentar, los duendes podrán saber qué se necesita fabricar, en qué cantidades, con qué colores, con qué empaques y hasta en qué idioma; lo que al final, significa que tendremos niños felices con lo que pidieron. Esto, gracias a que conocen a quién están atendiendo y cuáles son los necesidades que se deben satisfacer.

Pero, no podemos hablar de segmentación y navidad sin mencionar el punto más importante. La conexión con los niños. Al segmentar, Papa Noel comprende y conoce quiénes representan su público objetivo, entiende que tienen deseos y necesidades que deben ser satisfechas con su trabajo. Entiende que existe una ilusión que debe ser cumplida por él para ver esas sonrisas tan valiosas en la mañana de navidad.

Y es que, el saber segmentar, le permite formar un lazo muy fuerte a través de los años. Permite elaborar las estrategias que se llevarán a cabo en la noche más ocupada del año, así como también, cumplir con los requisitos del mercado y los de la misma compañía.

La lista de Santa es probablemente una de las más conocidas en el mundo y que la usa todo el equipo del Polo Norte.  A partir de ella nace y se ejecuta un plan que lleva ilusión y felicidad a todos los rincones del mundo. 

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Comentarios

    Nota: Aún no se han publicado comentarios.
    x