http://stratgia.com/blog/la-mejor-estrategia-ser-diferente-innovacion





La mejor estrategia: ser diferente = innovación

Publicado el 05 de Octubre del 2016 por Dante Perea Rivarola, MBA, Dr. Ing., Consultor


A la luz del análisis de la densidad y trascendencia de los cambios e innovaciones que desde finales del siglo pasado y los que se han venido dando en estas dos primeras décadas del tercer milenio, en todo ámbito del quehacer humano, resulta para nosotros inexorable, condecirnos con algunos analistas, en que al menos tendencialmente hablando, los próximos veinte años, serán los veinte años ‘más interesantes’ en la historia de la humanidad. Los diferentes, drásticos, muy rápidos cambios y su efecto correlacionado con el crecimiento subsecuente /, nos enfrenta a situaciones nuevas y singulares; y ello exige, determinados grados proporcionales de transformación / adecuación estratégica, en todas las entidades de hoy en día.

 

INNOVACIÓN

 

Sin duda, la «innovación» ‘está de moda’.  Paradójicamente, mientras más se habla del tema y más se reitera ‘lo importante que es’, más se difumina lo que precisamente es.  Lo que sí es de consenso, es que hoy en día, debe reconocérsele como una herramienta estratégica.

 

Una metáfora ilustrativa sobre la «innovación», se planteó a partir del famoso problema de los nueve puntos (Ref.: https://www.youtube.com/watch?v=jvszb4WZPIw).  La enseñanza derivada, es que: ‘si te quedas pegado a las viejas reglas, no hay forma de solucionarlo’.  Por lo tanto, en un mundo volátil, incierto, ambiguo y complejo (VUCA por sus siglas en inglés) cada vez es menos útil y más cuestionable el ‘pensamiento lineal’ y tradicional, porque se requieren nuevas soluciones a los actuales problemas.  Así, surge la otra frase de moda: “pensar fuera de la caja” como sinónimo o evocativo de «innovación».

 

En contrapartida, autores como Paul Brown señalan que “pensar dentro de la caja, puede ser mejor que pensar fuera de la caja”;  cuando por ejemplo, la vía actual de solución del problema es muy cercano al óptimo.  Cobra pleno sentido el famoso dicho “no reinventes la rueda”;  ahí están quizá, los casos de ideas provenientes de ‘iluminados’ brainstorming,  que resultan simplemente absurdas;  ver por ejemplo:  las 20 invenciones más inútiles.

 

La aplicación de los aspectos asociados al término «innovación», tiene matices diferentes según el contexto.  Usualmente, como ahora, empleamos el término de manera creciente y quizá intensiva, en el contexto de la gestión de entidades;  no obstante —al amparo de la Teoría General de Sistemas—, el quehacer de toda entidad, se subsume al quehacer de su industria y éste, al sectorial que a su vez se engarza de un modo singular en el de la Región, el país en conjunto y hoy en día en la dimensión ‘global’.  En consecuencia, si evaluamos una entidad, y la tipificamos como “innovadora”, debe delimitarse si ésta es “innovadora” en su sector, en el país o quizá globalmente… ¿?.

 

En todo caso, a similitud de lo que ocurre con la «competitividad», la «innovación», tiene macro-condicionantes fundamentales, tales como la estabilidad jurídica, la facilidad para establecer y operar entidades de negocios, una dinámica de mercado competitiva, flexibilidad en el mercado laboral, efectividad en la protección de la propiedad material e intelectual, factores que en conjunto, generan confianza.

 

Al margen de las innumerables aproximaciones conceptuales sobre «innovación», debemos precisar que,  no es, ‘una idea novedosa que surge por ahí’.  Innovar, desde la perspectiva de las entidades contemporáneas, es: «ser capaz de crear un ‘modelo de negocio’ distinto y rentable, percibido por sus demandantes como medularmente diferente».  Basados en la ontología de Osterwalder, tomemos, cuatro parámetros que podrían ser referentes para formular / repensar, el ‘modelo de negocio’:

 

  • La “Propuesta de valor”.-  ¿Por qué razón ‘paga’ el usuario / consumidor?;  ¿por qué el mercado optaría por lo que la entidad ofrece, en relación a otras?
  • Los Canales de distribución.-  ¿Cómo haces llegar esa ‘propuesta de valor’?
  • El “Cliente”.-  ¿Qué singularidades tiene el nicho de mercado que se pretende atender? ¿Cuál es la manera en la que se establece la comunicación con él?
  • Las “Operaciones”.-  ¿Cómo se establece el conjunto de actividades clave, estratégicas, para producir y ofrecer esa ‘propuesta de valor’ a esos ‘clientes’ a través de los ‘canales’?

 

Veamos, como ejemplo, lo que sucede con las gasolineras en el mercado peruano.  Están disponibles por igual, la de ‘grado corriente o estándar’ (digamos 84 octanos), otra ‘superior’ (90 octanos) y otras ‘premium’ (95 / 97 octanos).

 

Ocurre algo similar con la mayoría de produc+servicios[1]/, están disponibles “mismos productos”, pero con diferentes opciones de servicio y en consecuencia, los diferentes segmentos de mercado se predisponen a decidir por aquella entidad en donde ellos encuentran la mejor ‘propuesta de valor’ (expresada para el caso de nuestro ejemplo, en la cercanía, atención, rapidez, amplitud del patio de maniobra, etc., etc., en suma: su percepción subjetiva de ‘calidad’, …hasta el precio).

 

No obstante, desde una mirada miope, la fijación mono-variante explicativa lleva a algunas entidades a converger en la búsqueda de sus objetivos basados en la supuesta ‘igualdad de los productos’ (olvidando el servicio asociado a él),  —y limitando la dinámica, a una simple y torpe, ‘guerra de precios—.  Es justo donde encontramos la clave:   ”no se debe competir con los mismos productos por los mismos nichos de mercado”“La clave del éxito, no consiste en tratar de ser el mejor, ganando a los demás, sino en ser distinto y que ello sea valorado por determinado nicho de mercado”.  El desarrollo de nuevos produc+servicios y nuevas formas de satisfacer los deseos de los nichos de mercado meta, requiere una serie de competencias específicas que deben ser internalizadas, cultivadas y capitalizadas al interior de las entidades.  En conclusión: se requiere refundar las entidades como una Organización Innovadora

 

COTEC [2]/ ha realizado un estudio sobre la forma en que se organiza y fomenta la «innovación» en las entidades, logrando identificar que las organizaciones con una fuerte cultura innovadora, cuentan con una serie de rasgos definitorios como los que trasladamos en resumen a continuación:

 

Orientación hacia la innovación.-  Las entidades que innovan, tienen arraigada una ‘cultura innovadora’: valores, hábitos y prácticas.  Dicha ‘cultura innovadora’, es impulsada al máximo nivel y es compartida por todos los colaboradores de la Entidad.

 

Participación.- La «innovación», requiere poner sobre el tapete una amplia diversidad de múltiples habilidades, recursos y conocimientos.  La innovación, es un proceso complejo que se caracteriza por su transversalidad.  Afecta a diferentes áreas de la Entidad:  Planificación, diseño, Operaciones (producción, logística, mantenimiento, gestión de la calidad), marketing, y distribución física o en el ‘marketspace’.  Debe existir un ambiente de confianza, colaboración y aprendizaje compartido.  El trabajo en equipo resulta indispensable y un ambiente adecuado mejora sensiblemente los resultados.  En cambio, la falta de unión del equipo hace fracasar los proyectos.

 

Comunicación.- Debe existir una cadena de transmisión efectiva de la información y los conocimientos, desde las personas que los manejan, hacia el proyecto.

 

Creatividad recompensada.- Se debe premiar la generación de nuevas ideas e iniciativas innovadoras.

 

Tolerancia a los errores.- Innovar, en muchas ocasiones, conlleva probabilidad de error, de tropiezos y aún de fracasos.  En este sentido se expone al caso el ejemplo archiconocido:  las notitas ‘post it’, fueron el resultado de un sonado fracaso en busca de nuevos adhesivos de un trabajador de 3M.  ¿Qué lo convirtió en un éxito?: la cultura innovadora, la creatividad, la tolerancia al fracaso…  Estimo que las serendipias están incluidas en este acápite.

 

Personas.- Las entidades innovadoras cuentan con políticas de personal para reclutar, atraer, formar, motivar, evaluar y retener colaboradores cualificados para la I+D+i.  Deben ser capaces de actuar como integrantes activos de la organización, como componentes de un grupo de investigación y como individuos (la triple visión).

 

Integración de equipos.- Las sinergias de los colaboradores de la entidad en el funcionamiento de un proyecto de innovación debe ser ponderada.  Se deben determinar los perfiles más adecuados para el proyecto y buscarlos dentro o fuera de la organización.

 

Liderazgo.- Debe existir un líder con capacidades de comunicación, facilitador y motivador del proceso de innovación.  El líder debe prestar atención a la transmisión de los objetivos del proyecto, fomentar la motivación y el compromiso.

 

Colaboración con otras entidades.- La innovación supone enfrentarse a escenarios / retos desconocidos.  Ninguna entidad dispone de todas las respuestas.  La colaboración con clientes, colaboradores, centros tecnológicos, proveedores, socios estratégicos … es una parte muy significativa del éxito de un proyecto innovador.

 

10º Presupuesto.- Como cualquier actividad o nuevo proyecto, la «innovación» requiere que se destinen recursos económicos suficientes.  Resulta entonces relevante establecer planteamientos que involucren patrocinios y/o financiamiento externo.

 

11º Vigilancia tecnológica.-  Las Entidades innovadoras, establecen procesos formales para identificar oportunidades de innovación.  Esto incluye la identificación de fuentes internas (empleados) y de fuentes externas (clientes, colaboradores, proveedores, centros de conocimiento…).

 

12º Estandarización del proceso.-  Las Entidades innovadoras, tienen razonablemente parametrizado / definido el proceso de «innovación».  En este sentido, pueden ser útiles algunos modelos como la norma UNE 166002:  “Sistemas de gestión de I+D+i”.

 

 

ESQUEMAS  ESTRATÉGICOS

 

En el escenario del quehacer de las entidades contemporáneas, se puede encontrar entidades que en función a un determinado autor referente, se pueden enmarcar desde la perspectiva estratégica, de diferentes maneras en su camino al logro de sus objetivos (sólo en condición marginal, señalaremos que se nos evidenciarían así, por ejemplo, las de liderazgo en costo o las de diferenciación y/o enfoque).

 

En esta ocasión, tomaremos como premisa que, la obtención de resultados positivos en el desempeño de toda entidad depende de una combinación entre las condiciones propias de la misma y su relacionamiento con las condiciones de su entorno / mercado meta.  En consecuencia, desde la perspectiva que ahora compartimos, invocaremos una clasificación en función a la dinámica de las relaciones de la entidad con su entorno;  pudiendo identificar cuatro tipo de entidades:  prospectoras, analizadoras, defensoras o reactivas.  (Favor ver Cuadro No. 01 adjunto).

 

Cuadro 1. Características definitorias de las estrategias de negocios (Miles y Snow -1978).

 

Tipo

 

Características

1ºProspectora

Redefine sus productos-mercados constantemente.  Busca nuevas oportunidades y es pionera.  No tiene capacidad para mantener el liderazgo en todos los productos-mercado que desarrolla.

2º Analizadora

Hace cambios relativos en sus productos-mercados.  Mantienen una línea estable de productos, pero apuesta por algunos desarrollos innovadores.  En los mercados dinámicos son seguidores de las entidades innovadoras y en maduros fomentan la eficiencia.

3º Defensora

Trabaja para conseguir una posición estable.  Persigue la eficiencia y el bajo coste.  Cuenta con una gama estrecha de productos y servicios si se compara con sus competidores e ignora aquellos cambios que no se relacionan directamente con sus operaciones.

4º Reactiva

Sin estrategia competitiva.  No asume los riesgos de desarrollo de nuevos productos ni de mercados. Carece de una estrategia comercial activa.  Únicamente responde cuando es presionada por el entorno.

 

Como hecho relevante, señalaremos al respecto que existe consenso en los estudios en concordar en que las entidades con una estrategia reactiva son las que obtienen los resultados más pobres.

 

En el otro extremo, enfocaremos aquellas entidades con un enfoque prospectivo.  En un entorno VUCA (actual), no basta con haber logrado ‘una marca reconocida, con una sólida cartera de productos’ (quizá así nos lo confirmaría hoy la más prestigiosa marca fabricante de medios para almacenamiento de datos: ‘diskettes’, empleados en las computadoras del siglo pasado, … hace veinte años).  Los mercados actuales, se enfrentan a retos muy diferentes a los de generaciones de hace veinte años;  es imprescindible saber desarrollar nuevos produc+servicios («innovación») y además:  «lanzarlos al mercado con suma rapidez».

 

La duración de los produc+servicios en el mercado actual, es cada vez más corta.  La obsolescencia hoy en día puede ser cuestión de unos pocos meses.  Los clientes aman cada vez más la novedad y variedad de produc+servicios (¿el nuevo smartphone demora años en salir al mercado?).  En conclusión:  la velocidad, es un factor crítico agregado para la competitividad actual de una Organización Innovadora.

 

Estratégicamente hablando:  la clave, es la búsqueda permanente de la «innovación» para descubrir y re-descubrir dentro de la entidad aquello que es “único, diferente y/o exclusivo” acerca del produc+servicio brindado por la entidad —y enunciarlo de una forma clara y concisa—, para que el usuario lo “valore”.

Es decir, determinar los ‘atributos medulares’, revestirlos de las externalidades llamativas pertinentes y luego proclamar entre quien es de interés: la ‘propuesta de valor’.  Si al interior de la organización de la entidad, no se puede identificarla, formularla, articularla y sentirla con meridiana nitidez, entonces los clientes no lograrán verla ni comprenderla.  Ello requiere formular la Estrategia de la Entidad y desagregarla desde las Operaciones hasta el Mercadeo.

 

 

Dante Perea Rivarola  MBA, Dr. Ing.

Consultor y Docente Universitario

SAGITTAREOS Desarrollo, Innovación y Sostenibilidad

 

 

[1]/ Robert D. Atkinson, busca identificar qué características convierten o explican a una nación como ‘innovadora’ y cómo es que tales características, pueden mejorar su economía y subsecuentemente, la calidad de vida de sus ciudadanos.  El referido investigador, desde su posición como Presidente en la “Fundación de la Tecnología de Información y la Innovación” - ITIF, (Ref.: https://itif.org/),  en asociación con la Universidad de Cornell (USA) y la Escuela de Negocios insead, publica anualmente un ranking de 141 países de diferentes regiones del mundo, sobre la base del análisis de 79 indicadores que se enmarcan y conforman el denominado: “Índice de Innovación Global” (GII).  Este indicado, nació con el objetivo de medir la «innovación» a nivel de países para —en función de los respectivos datos— determinar qué políticas públicas se deberían aplicar para maximizarla.  La evidencia demuestra que la «innovación» guarda un alto grado de correlación con el crecimiento económico de una sociedad, región, nación.  La propuesta, entonces, es que la «innovación» es uno de los pre-requisitos insalvables para lograr crecimiento económico o de otro modo: el motor principal para lograrlo.

 

2/ Nota del Autor: denominamos en el contexto del presente  documento, bajo el término “produc+servicio” a la integración factual que hoy en día demanda el mercado entre un bien dado y el empaque del conjunto de servicios que de modo imprescindible lo deben acompañar.

 

3/ La Fundación COTEC para la innovación es una organización privada sin ánimo de lucro cuya misión es promover la innovación como motor de desarrollo económico y social.  Cuenta con cerca de 70 patronos, entre empresas privadas y administraciones de los ámbitos regional y local. S.M. el Rey Felipe VI es el Presidente de Honor.  http://cotec.es/

 

 

 

 

COMPARTIR:

A la luz del análisis de la densidad y trascendencia de los cambios e innovaciones que desde finales del siglo pasado y los que se han venido dando en estas dos primeras décadas del tercer milenio, en todo ámbito del quehacer humano, resulta para nosotros inexorable, condecirnos con algunos analistas, en que al menos tendencialmente hablando, los próximos veinte años, serán los veinte años ‘más interesantes’ en la historia de la humanidad. Los diferentes, drásticos, muy rápidos cambios y su efecto correlacionado con el crecimiento subsecuente /, nos enfrenta a situaciones nuevas y singulares; y ello exige, determinados grados proporcionales de transformación / adecuación estratégica, en todas las entidades de hoy en día.

 

INNOVACIÓN

 

Sin duda, la «innovación» ‘está de moda’.  Paradójicamente, mientras más se habla del tema y más se reitera ‘lo importante que es’, más se difumina lo que precisamente es.  Lo que sí es de consenso, es que hoy en día, debe reconocérsele como una herramienta estratégica.

 

Una metáfora ilustrativa sobre la «innovación», se planteó a partir del famoso problema de los nueve puntos (Ref.: https://www.youtube.com/watch?v=jvszb4WZPIw).  La enseñanza derivada, es que: ‘si te quedas pegado a las viejas reglas, no hay forma de solucionarlo’.  Por lo tanto, en un mundo volátil, incierto, ambiguo y complejo (VUCA por sus siglas en inglés) cada vez es menos útil y más cuestionable el ‘pensamiento lineal’ y tradicional, porque se requieren nuevas soluciones a los actuales problemas.  Así, surge la otra frase de moda: “pensar fuera de la caja” como sinónimo o evocativo de «innovación».

 

En contrapartida, autores como Paul Brown señalan que “pensar dentro de la caja, puede ser mejor que pensar fuera de la caja”;  cuando por ejemplo, la vía actual de solución del problema es muy cercano al óptimo.  Cobra pleno sentido el famoso dicho “no reinventes la rueda”;  ahí están quizá, los casos de ideas provenientes de ‘iluminados’ brainstorming,  que resultan simplemente absurdas;  ver por ejemplo:  las 20 invenciones más inútiles.

 

La aplicación de los aspectos asociados al término «innovación», tiene matices diferentes según el contexto.  Usualmente, como ahora, empleamos el término de manera creciente y quizá intensiva, en el contexto de la gestión de entidades;  no obstante —al amparo de la Teoría General de Sistemas—, el quehacer de toda entidad, se subsume al quehacer de su industria y éste, al sectorial que a su vez se engarza de un modo singular en el de la Región, el país en conjunto y hoy en día en la dimensión ‘global’.  En consecuencia, si evaluamos una entidad, y la tipificamos como “innovadora”, debe delimitarse si ésta es “innovadora” en su sector, en el país o quizá globalmente… ¿?.

 

En todo caso, a similitud de lo que ocurre con la «competitividad», la «innovación», tiene macro-condicionantes fundamentales, tales como la estabilidad jurídica, la facilidad para establecer y operar entidades de negocios, una dinámica de mercado competitiva, flexibilidad en el mercado laboral, efectividad en la protección de la propiedad material e intelectual, factores que en conjunto, generan confianza.

 

Al margen de las innumerables aproximaciones conceptuales sobre «innovación», debemos precisar que,  no es, ‘una idea novedosa que surge por ahí’.  Innovar, desde la perspectiva de las entidades contemporáneas, es: «ser capaz de crear un ‘modelo de negocio’ distinto y rentable, percibido por sus demandantes como medularmente diferente».  Basados en la ontología de Osterwalder, tomemos, cuatro parámetros que podrían ser referentes para formular / repensar, el ‘modelo de negocio’:

 

  • La “Propuesta de valor”.-  ¿Por qué razón ‘paga’ el usuario / consumidor?;  ¿por qué el mercado optaría por lo que la entidad ofrece, en relación a otras?
  • Los Canales de distribución.-  ¿Cómo haces llegar esa ‘propuesta de valor’?
  • El “Cliente”.-  ¿Qué singularidades tiene el nicho de mercado que se pretende atender? ¿Cuál es la manera en la que se establece la comunicación con él?
  • Las “Operaciones”.-  ¿Cómo se establece el conjunto de actividades clave, estratégicas, para producir y ofrecer esa ‘propuesta de valor’ a esos ‘clientes’ a través de los ‘canales’?

 

Veamos, como ejemplo, lo que sucede con las gasolineras en el mercado peruano.  Están disponibles por igual, la de ‘grado corriente o estándar’ (digamos 84 octanos), otra ‘superior’ (90 octanos) y otras ‘premium’ (95 / 97 octanos).

 

Ocurre algo similar con la mayoría de produc+servicios[1]/, están disponibles “mismos productos”, pero con diferentes opciones de servicio y en consecuencia, los diferentes segmentos de mercado se predisponen a decidir por aquella entidad en donde ellos encuentran la mejor ‘propuesta de valor’ (expresada para el caso de nuestro ejemplo, en la cercanía, atención, rapidez, amplitud del patio de maniobra, etc., etc., en suma: su percepción subjetiva de ‘calidad’, …hasta el precio).

 

No obstante, desde una mirada miope, la fijación mono-variante explicativa lleva a algunas entidades a converger en la búsqueda de sus objetivos basados en la supuesta ‘igualdad de los productos’ (olvidando el servicio asociado a él),  —y limitando la dinámica, a una simple y torpe, ‘guerra de precios—.  Es justo donde encontramos la clave:   ”no se debe competir con los mismos productos por los mismos nichos de mercado”“La clave del éxito, no consiste en tratar de ser el mejor, ganando a los demás, sino en ser distinto y que ello sea valorado por determinado nicho de mercado”.  El desarrollo de nuevos produc+servicios y nuevas formas de satisfacer los deseos de los nichos de mercado meta, requiere una serie de competencias específicas que deben ser internalizadas, cultivadas y capitalizadas al interior de las entidades.  En conclusión: se requiere refundar las entidades como una Organización Innovadora

 

COTEC [2]/ ha realizado un estudio sobre la forma en que se organiza y fomenta la «innovación» en las entidades, logrando identificar que las organizaciones con una fuerte cultura innovadora, cuentan con una serie de rasgos definitorios como los que trasladamos en resumen a continuación:

 

Orientación hacia la innovación.-  Las entidades que innovan, tienen arraigada una ‘cultura innovadora’: valores, hábitos y prácticas.  Dicha ‘cultura innovadora’, es impulsada al máximo nivel y es compartida por todos los colaboradores de la Entidad.

 

Participación.- La «innovación», requiere poner sobre el tapete una amplia diversidad de múltiples habilidades, recursos y conocimientos.  La innovación, es un proceso complejo que se caracteriza por su transversalidad.  Afecta a diferentes áreas de la Entidad:  Planificación, diseño, Operaciones (producción, logística, mantenimiento, gestión de la calidad), marketing, y distribución física o en el ‘marketspace’.  Debe existir un ambiente de confianza, colaboración y aprendizaje compartido.  El trabajo en equipo resulta indispensable y un ambiente adecuado mejora sensiblemente los resultados.  En cambio, la falta de unión del equipo hace fracasar los proyectos.

 

Comunicación.- Debe existir una cadena de transmisión efectiva de la información y los conocimientos, desde las personas que los manejan, hacia el proyecto.

 

Creatividad recompensada.- Se debe premiar la generación de nuevas ideas e iniciativas innovadoras.

 

Tolerancia a los errores.- Innovar, en muchas ocasiones, conlleva probabilidad de error, de tropiezos y aún de fracasos.  En este sentido se expone al caso el ejemplo archiconocido:  las notitas ‘post it’, fueron el resultado de un sonado fracaso en busca de nuevos adhesivos de un trabajador de 3M.  ¿Qué lo convirtió en un éxito?: la cultura innovadora, la creatividad, la tolerancia al fracaso…  Estimo que las serendipias están incluidas en este acápite.

 

Personas.- Las entidades innovadoras cuentan con políticas de personal para reclutar, atraer, formar, motivar, evaluar y retener colaboradores cualificados para la I+D+i.  Deben ser capaces de actuar como integrantes activos de la organización, como componentes de un grupo de investigación y como individuos (la triple visión).

 

Integración de equipos.- Las sinergias de los colaboradores de la entidad en el funcionamiento de un proyecto de innovación debe ser ponderada.  Se deben determinar los perfiles más adecuados para el proyecto y buscarlos dentro o fuera de la organización.

 

Liderazgo.- Debe existir un líder con capacidades de comunicación, facilitador y motivador del proceso de innovación.  El líder debe prestar atención a la transmisión de los objetivos del proyecto, fomentar la motivación y el compromiso.

 

Colaboración con otras entidades.- La innovación supone enfrentarse a escenarios / retos desconocidos.  Ninguna entidad dispone de todas las respuestas.  La colaboración con clientes, colaboradores, centros tecnológicos, proveedores, socios estratégicos … es una parte muy significativa del éxito de un proyecto innovador.

 

10º Presupuesto.- Como cualquier actividad o nuevo proyecto, la «innovación» requiere que se destinen recursos económicos suficientes.  Resulta entonces relevante establecer planteamientos que involucren patrocinios y/o financiamiento externo.

 

11º Vigilancia tecnológica.-  Las Entidades innovadoras, establecen procesos formales para identificar oportunidades de innovación.  Esto incluye la identificación de fuentes internas (empleados) y de fuentes externas (clientes, colaboradores, proveedores, centros de conocimiento…).

 

12º Estandarización del proceso.-  Las Entidades innovadoras, tienen razonablemente parametrizado / definido el proceso de «innovación».  En este sentido, pueden ser útiles algunos modelos como la norma UNE 166002:  “Sistemas de gestión de I+D+i”.

 

 

ESQUEMAS  ESTRATÉGICOS

 

En el escenario del quehacer de las entidades contemporáneas, se puede encontrar entidades que en función a un determinado autor referente, se pueden enmarcar desde la perspectiva estratégica, de diferentes maneras en su camino al logro de sus objetivos (sólo en condición marginal, señalaremos que se nos evidenciarían así, por ejemplo, las de liderazgo en costo o las de diferenciación y/o enfoque).

 

En esta ocasión, tomaremos como premisa que, la obtención de resultados positivos en el desempeño de toda entidad depende de una combinación entre las condiciones propias de la misma y su relacionamiento con las condiciones de su entorno / mercado meta.  En consecuencia, desde la perspectiva que ahora compartimos, invocaremos una clasificación en función a la dinámica de las relaciones de la entidad con su entorno;  pudiendo identificar cuatro tipo de entidades:  prospectoras, analizadoras, defensoras o reactivas.  (Favor ver Cuadro No. 01 adjunto).

 

Cuadro 1. Características definitorias de las estrategias de negocios (Miles y Snow -1978).

 

Tipo

 

Características

1ºProspectora

Redefine sus productos-mercados constantemente.  Busca nuevas oportunidades y es pionera.  No tiene capacidad para mantener el liderazgo en todos los productos-mercado que desarrolla.

2º Analizadora

Hace cambios relativos en sus productos-mercados.  Mantienen una línea estable de productos, pero apuesta por algunos desarrollos innovadores.  En los mercados dinámicos son seguidores de las entidades innovadoras y en maduros fomentan la eficiencia.

3º Defensora

Trabaja para conseguir una posición estable.  Persigue la eficiencia y el bajo coste.  Cuenta con una gama estrecha de productos y servicios si se compara con sus competidores e ignora aquellos cambios que no se relacionan directamente con sus operaciones.

4º Reactiva

Sin estrategia competitiva.  No asume los riesgos de desarrollo de nuevos productos ni de mercados. Carece de una estrategia comercial activa.  Únicamente responde cuando es presionada por el entorno.

 

Como hecho relevante, señalaremos al respecto que existe consenso en los estudios en concordar en que las entidades con una estrategia reactiva son las que obtienen los resultados más pobres.

 

En el otro extremo, enfocaremos aquellas entidades con un enfoque prospectivo.  En un entorno VUCA (actual), no basta con haber logrado ‘una marca reconocida, con una sólida cartera de productos’ (quizá así nos lo confirmaría hoy la más prestigiosa marca fabricante de medios para almacenamiento de datos: ‘diskettes’, empleados en las computadoras del siglo pasado, … hace veinte años).  Los mercados actuales, se enfrentan a retos muy diferentes a los de generaciones de hace veinte años;  es imprescindible saber desarrollar nuevos produc+servicios («innovación») y además:  «lanzarlos al mercado con suma rapidez».

 

La duración de los produc+servicios en el mercado actual, es cada vez más corta.  La obsolescencia hoy en día puede ser cuestión de unos pocos meses.  Los clientes aman cada vez más la novedad y variedad de produc+servicios (¿el nuevo smartphone demora años en salir al mercado?).  En conclusión:  la velocidad, es un factor crítico agregado para la competitividad actual de una Organización Innovadora.

 

Estratégicamente hablando:  la clave, es la búsqueda permanente de la «innovación» para descubrir y re-descubrir dentro de la entidad aquello que es “único, diferente y/o exclusivo” acerca del produc+servicio brindado por la entidad —y enunciarlo de una forma clara y concisa—, para que el usuario lo “valore”.

Es decir, determinar los ‘atributos medulares’, revestirlos de las externalidades llamativas pertinentes y luego proclamar entre quien es de interés: la ‘propuesta de valor’.  Si al interior de la organización de la entidad, no se puede identificarla, formularla, articularla y sentirla con meridiana nitidez, entonces los clientes no lograrán verla ni comprenderla.  Ello requiere formular la Estrategia de la Entidad y desagregarla desde las Operaciones hasta el Mercadeo.

 

 

Dante Perea Rivarola  MBA, Dr. Ing.

Consultor y Docente Universitario

SAGITTAREOS Desarrollo, Innovación y Sostenibilidad

 

 

[1]/ Robert D. Atkinson, busca identificar qué características convierten o explican a una nación como ‘innovadora’ y cómo es que tales características, pueden mejorar su economía y subsecuentemente, la calidad de vida de sus ciudadanos.  El referido investigador, desde su posición como Presidente en la “Fundación de la Tecnología de Información y la Innovación” - ITIF, (Ref.: https://itif.org/),  en asociación con la Universidad de Cornell (USA) y la Escuela de Negocios insead, publica anualmente un ranking de 141 países de diferentes regiones del mundo, sobre la base del análisis de 79 indicadores que se enmarcan y conforman el denominado: “Índice de Innovación Global” (GII).  Este indicado, nació con el objetivo de medir la «innovación» a nivel de países para —en función de los respectivos datos— determinar qué políticas públicas se deberían aplicar para maximizarla.  La evidencia demuestra que la «innovación» guarda un alto grado de correlación con el crecimiento económico de una sociedad, región, nación.  La propuesta, entonces, es que la «innovación» es uno de los pre-requisitos insalvables para lograr crecimiento económico o de otro modo: el motor principal para lograrlo.

 

2/ Nota del Autor: denominamos en el contexto del presente  documento, bajo el término “produc+servicio” a la integración factual que hoy en día demanda el mercado entre un bien dado y el empaque del conjunto de servicios que de modo imprescindible lo deben acompañar.

 

3/ La Fundación COTEC para la innovación es una organización privada sin ánimo de lucro cuya misión es promover la innovación como motor de desarrollo económico y social.  Cuenta con cerca de 70 patronos, entre empresas privadas y administraciones de los ámbitos regional y local. S.M. el Rey Felipe VI es el Presidente de Honor.  http://cotec.es/

 

 

 

 

Dejar un comentario

Comentarios

  • Yesenia Zulema Chahuaris Sánchez
    12/10/2016

    La Innovación es una palabra muy utilizada actualmente en todos los ámbitos, pues ha sido la causante de grandes empresas. En las organizaciones la innovación va de la mano con la libertad de pensamiento, respeto, tolerancia y el trabajo en equipo entre otras características; pienso que para ser innovador hay que ser muy persistente y valiente, romper esquemas y a la vez creer en uno mismo. En un mundo donde las personas estamos parametradas hasta en la forma de vestir, la innovación es un paso hacia adelante en pos de nuestros sueños y la diferencia que siempre debemos imponer tanto en nuestra vida personal como en lo que podamos emprender. El autor hace referencia a que no siempre se debe aspirar a ser los mejores y concuerdo con ello; puesto que muchas organizaciones son exitosas gracias a su sello personal y a la innovación constante. la innovación, como muchas cosas que valen la pena, requiere un proceso, dedicación, velocidad, anticipación y adaptación. Es importante innovar en nuestra organización, en nuestros procesos, en nuestra imagen, en nuestra responsabilidad social y más; la innovación así como la imaginación no tiene límites, los límites están en la mente.

    Responder

  • Marvos Ttito Condori
    13/10/2016

    Hola Buen día a todos, es cierto que la innovación nunca va a pasar de moda , cada día estamos en un mercado altamente competitivo. Por eso el ser humano o empresa tiene que ser diferente para ser sostenible en este mundo. La aplicación de la innovación tiene resultados muy favorables para el medio ambiente a través de un desarrollo sostenible.

    Responder

  • Maria del Carmen Barriga García
    13/10/2016

    Nos encontramos en mundo globalizado altamente competitivo por esto es necesario que las empresas innoven y desarrollen productos y servicios innovadores con la finalidad de ser competitivo en el mercado. Es por ello que es necesario conocer sobre la economía actual y los cambios que se suscitan en la sociedad y mediante el análisis de la información lograr determinar las necesidades actuales y utilizar herramientas diferentes que ayuden a ofrecer mejores productos o servicios y lograr posicionarse en el mercado.

    Responder

  • Yeny Maritza Ruelas Maquera
    13/10/2016

    Hoy en día los clientes buscan produc- servicios innovadores, diferentes al resto; por ende las empresas deben orientar sus procesos productivos a la creación de produc-servicios que ofrezcan una buena propuesta de valor para el cliente. Se requiere por eso que las empresas adopten una cultura innovadora, la cual estará orientada a la innovación constante, así mismo es importante determinar los recursos económicos, humanos y tecnológicos necesarios para lograr desarrollar produc-servicios diferentes acordes a las exigencias del mercado.

    Responder

  • Herenia Milagros Ballena Bravo
    13/10/2016

    Relacionando el tema de la Innovación con la Administración de Operaciones y el emprendedurismo, se puede concluir que “El innovador es emprendedor”, aquel que está dispuesto a romper esquemas, salir de su zona de confort, eliminar todo rastro del pensamiento lineal propio de las empresas tradicionalistas. Hoy en día se respeta la autoridad ganada mediante la competencia personal, no por la jerarquía (burócratas y controladores) Así mismo este nuevo “modelo de negocio-Innovación” debe ser de aplicación en todo el entorno de la compañía, en este punto entra a tallar la Administración de Operaciones, como la parte medular de una organización para dar como fruto, no el mejor de los demás, si no el produc+servicio que marca la diferencia frente a su competencia, valoración que será concedida por vuestros consumidores.

    Responder

  • Milagros Bustinza Condori
    13/10/2016

    La innovación , el dia de hoy es considerado como una herramienta estratégica. Sin embargo en el artículo se plasmó una metáfora donde se plantea el problema de los nueve puntos teniendo como finalidad unir 4 rectas considerando los nueve puntos, como se vera el video nos da entender que a veces pensamos en forma ambigua sin poder ver mas alla identificando el problema exacto y por ende debemos buscar nuevas alternativas y/soluciones a los problemas que se nos pueda presentar en la vida diaria . Por ende se menciona la frase correspondiente al “pensar fuera de la caja” siendo sinónimos de la “innovación”. Desde el sector de vista empresarial , se indica que el “innovar” no es buscar una idea novedosa, sino el tener la capacidad de crear un tipo de negocio diferente al resto con el fin de buscar una buena rentabilidad respecto al producto a venta.. Basados en la metodología de Osterwalder para el modelo de un negocio se tomó en cuenta cuatro puntos a mencionar: Propuesta de valor.- Razón por la cual uno debería pagar por el producto que se encuentra en el mercado viendo las condiciones necesarias que ello me puede ofrecer para que el cliente pueda adquirirlo Cliente.- Receptor importante por la cual el producto que uno ofrece, el cliente tome una decisión en poder adquirirlo, considerando sus necesidades primarias. Canales de distribución.- el medio por la cual uno tiene que optar para que el producto pueda llegar a las manos del consumidor ( cliente) Operaciones. Las actividades estratégica que se debe optar para ofrecer esa propuesta de valor que uno lo ofrece al cliente. Si bien es cierto como se mencionó en el articulo la clave del éxito no solamente engloba el ser el mejor ganando a la competencia sino en ser diferentes y ofrecer productos que cumplan con los estándares de calidad por la cual el dia de hoy el consumidor es más exigente para poder adquirir un producto y ala vez ello tiene que ser valorado por el nicho de mercado. Si bien es cierto se hizo mención al producservicio, hoy en dia el cliente busca no solo el producto como objeto principal sino ala vez busca el valor agregado a ello , pues uno complementa al otro tanto el producto en si como el servicio que se le puede ofrecer llenando asi las expectativas por la cual esta enfocado al cliente.

    Responder

  • Miluska Mayfel Quispe Rupa
    13/10/2016

    Estoy de acuerdo ,que debido a los continuos cambios de la sociedad , la economía y las diferentes industrias ,la proliferación de las empresas, esta siempre determinada por su nivel de innovación .Dichas innovaciones , son la clave del crecimiento económico y pueden resultar determinantes como factor diferenciador ante la competencia. En un mercado globalizado y de cambios constantes no es suficiente con aquello de ser la empresa más longeva o de mayor tamaño y envergadura . En ocasiones ,las innovaciones pueden situar modestos negocios en las cúspide empresarial o convertirlos en una referencia capaz de marcar tendencias. Pero también se debe tener en cuenta otros factores que ayuden a que una empresa sea sobresaliente dentro de este mercado tan competitivo.

    Responder

  • FANNY
    13/10/2016

    Innovar es crear un modelo de negocio diferente al de los demás, el cual sea distinto y rentable, la clave del éxito es ser distinto y que ello sea valorado, Cada vez resulta mas difícil que un producto permanezca posicionado en el mercado, ya que el consumidor tiene nuevas exigencia, por ello que el produ+servicio debe mantenerse competitivo y líder en el mercado.

    Responder

  • Diana Ledy Espinoza Villanueva
    13/10/2016

    Personalmente opino que en la actualidad dada la importancia del cliente interno y externo en un entorno empresarial donde la única constante es el cambio y donde las empresas buscan ser más competitivas para lograr sostenibilidad en el tiempo. El enfoque hacia la innovación y el emprendurismo son parte de la realidad y necesidad empresarial. Es por ello, que la administración de operaciones debe enlazarse a estos dos enfoques a través de estrategias que estén dirigidas hacia la misión de cada empresa. De tal forma que se pueda aplicar el emprendurismo para encontrar oportunidades que permitan innovar en los productos y servicios ofrecidos a través del uso de la tecnología en los procesos operativos.

    Responder

  • Máximo Postigo Coaguila
    13/10/2016

    Hoy en día la innovación en la distintas entidades marcan un VALOR el cual nos llevara a estar preparados para poder desarrollar respuestas rápidas a los cambios; Es así que debemos adquirir una CULTURA DE INNOVACIÓN en nuestra entidad, desde nuestro líder y todo el equipo Tenemos que generar CONFIANZA: ser capaz de crear un modelo de negocio distinto y rentable, percibido por los demandantes como medularmente diferente, que satisfaga sus necesidades.

    Responder

  • David Rodriguez
    13/10/2016

    La innovación es parte de o tiene que ser parte de las empresas hoy en día debido a la alta competitividad del mercado. Pero de que sirve innovar sin responsabilidad o sin un manejo adecuado? Generar algo nuevo trae un nuevo horizonte a explorar, es territorio desconocido por eso es que se debe de ir con cautela. Pienso que si algo es nuevo, genera un nuevo conocimiento y ese nuevo conocimiento proveniente de la innovación, debe de ser revisado y probado antes de ser puesto en marcha a beneficio de todos.

    Responder

  • Juan Tagle
    13/10/2016

    La diferenciación con respecto a otros productos parte de la innovación, es decir, romper con los paradigmas actuales e ir más allá, dando una innovadora propuesta de valor. Por ejemplo en Colombia, uno de los mayores productores de café en el mundo, aún se sigue hablando de agregar valor al grano de café con una estrategia defensora (http://www.elpais.com.co/elpais/economia/noticias/estos-son-cinco-males-vive-sector-cafetero-colombia). Sin embargo, la empresa Starbucks (pensando fuera de la caja) sugiere una propuesta de valor innovadora: Brindar un espacio en el cual se pueda socializar y consumir café. Saludos cordiales, Juan Tagle

    Responder

  • Alonzo
    13/10/2016

    Yo pienso que la innovación en realidad es buscar la revolución en el mercado no ser el mejor del rubro ni sobresalir en el nicho del mercado, si no ser el diferente el que causa una innovación agrega lo diferente del rubro “el valor añadido” y para una estrategia que se adecue a esta tendencia de generar la diferencia, la estrategia porspectora me parece la más adecuada porque siempre se está adaptando al cambio y anticipándose a la tendencia del mercado

    Responder

  • LUIS LOPEZ NEIRA
    13/10/2016

    Considerando lo descrito en el presente artículo y las definiciones básicas de “Emprendedurismo” (convertir una idea en un proyecto concreto) y Administración de operaciones (administración de los recursos productivos de la organización), en mi opinión son conceptos que van interrelacionados. La innovación implica que las empresas orienten su filosofía a hacer cosas nuevas, que las diferentes áreas de la empresa trabajen integradas para la generación de ideas creativas que más adelante deben plasmar en un proyecto concreto (relacionado directamente con el emprendedurismo), y así lograr diferenciarse de empresas que se encuentran en su mismo sector con modelos de negocio distintos y productos únicos y diferentes. Tomando en cuenta el ambiente VUCA en que vivimos no hay mucho que analizar en la necesidad de intentar convertir las empresas en prospectoras, considerando dentro de nuestra administración de operaciones la asignación de recursos (personal y presupuestos) para el área de I+D+i con el objetivo de aumentar nuestro número de lanzamiento de productos nuevos diferenciados al mercado.

    Responder

  • Sandra Chicaña
    13/10/2016

    Interesante artículo, remarcar que las empresas de hoy en día deben de asumir cambios que estén al ritmo de la transformación continua, que se vuelvan mas adaptables, que tengan un planteamiento estratégico que le permita desarrollarse con una nueva forma de pensar, desarrollando su potencial creativo.

    Responder

  • Yohana Ito
    20/10/2016

    Efectivamente la innovación esta de moda y quien o aquella entidad que exista debe estar acorde con ella siempre y cuando quiera tener éxito. Los diferentes, drásticos, muy rápidos cambios y su efecto con el crecimiento subsecuente nos enfrenta a situaciones nuevas y singulares. el párrafo que mas me intereso en forma resumida claro, es: Innovar, es: «ser capaz de crear un ‘modelo de negocio’ distinto y rentable, percibido por sus demandantes como medularmente diferente». Se organiza y fomenta la «innovación» en las entidades, logrando identificar que las organizaciones con una fuerte cultura innovadora, cuentan con una serie de rasgos definitorios como los que trasladamos en resumen a continuación: 1º Orientación hacia la innovación.- las entidades tienen una cultura innovadora. 2º Participación.- diversidad de múltiples habilidades, recursos y conocimientos. 3º Comunicación.- transmisión información y los conocimientos, desde las personas que los manejan, hacia el proyecto. 4º Creatividad recompensada.- premiar la generación de nuevas ideas e iniciativas innovadoras. 5º Tolerancia a los errores.- innovar conlleva a una probabilidad de error y aún de fracasos. 6 Personas, etc. todo ello es lo que una entidad necesita en el hoy.

    Responder

  • Manuel Hillpa Zuñiga
    20/10/2016

    Estimado amigo Dante, en la actualidad se habla mucho, a la hora de hacer negocios, de estrategias, marketing, planificación, etc. sin embargo, es hora de ir mas haya, porque todas las empresas ya conocen esos procedimientos y seguramente los aplican, eso significa que por ese lado ya no esta la diferencia para tener éxito en un negocio o proyecto. es por ello que comparto tu idea, cuando mencionas que se "debe pensar fuera de la caja", por que ello nos permitirá ser innovadores, observar que más podemos hacer que los demás no hacen, dar soluciones nuevas que generen valor para los clientes y para la empresa, en eso se basa la innovación en generar un modelo de negocios distinto, "innovador", que genere rentabilidad y que sea sostenible en el tiempo. saludos.

    Responder

  • Armando Salinas
    20/10/2016

    La innovación es el bichito que todos llevamos en nuestro interior a lo largo de nuestra vida y que se fortalece según vayamos saliendo de la zona de confort. La innovación industrial consiste en no inventar nuevos productos sino de mejorar y/o optimizar los productos ya existentes dando un plus que satisfaga las necesidades adicionales de los consumidores o incorporando nuevos consumidores. Para realizar esto, primero se tiene que trabajar en un nuevo modelo de negocios basado en satisfacer la necesidad del consumidor a través de una propuesta de valor donde la idea principal no sea trabajar sobre el producto antiguo ya establecido sino del producto que se quiere ofrecer. En las empresas se comete el error de querer imponer la cultura de innovación a los trabajadores más antiguos que tienen un pensamiento “cuadrado”, cuando lo correcto es armar un nuevo equipo de trabajo con un pensamiento más visionario o futurista para poder crear el nuevo modelo de negocio y cuando esté listo recién reunirse con las demás áreas de producción y hacer un correcto plan estratégico según las condiciones y características del mercado dinámico en el que estamos presentes.

    Responder

  • John Paul Manchego Medina
    20/10/2016

    Básicamente hablar de innovación es hablar de la clave para descubrir dentro de una entidad aquello que es único, diferente y exclusivo acerca de un producto y/o servicio y hacerlo llegar al usuario para que lo valore, esta innovación como se muestra en el problema de los nueve puntos nos deja ver claramente que romper lo tradicional y explorar nuevas alternativas es crucial para innovar, también tener en claro que como nos comenta Osterwalter tener una propuesta de valor bien definido, un canal de distribución como medio para llegar el cliente se hace preponderante a la vez que se tengan correctamente definidas las operaciones dentro de la entidad innovadora, esto basado también en un esquema estratégico que se oriente a ser una entidad prospectora que re-define constantemente sus productos-mercados, busca nuevas oportunidades y es pionera.

    Responder

  • Jose Luis Hancco Valencia
    20/10/2016

    En esta oportunidad el sobre el tema descrito " La innovación” en proyectos de inversión nos indica que en un mundo globalizado ya no basta con la necesidad de resolver un problema sino en entregarle una propuesta valor diferente ya que las empresas que siguen trabajando de manera lineal sin cambio no permanecerán en el mercado ya que este es dinámico. Pues la innovación re defina la nueva forma de como una empresa puede permanecer en el mercado recordemos que estar en el mercado es como luchar todos los días en un cuadrilátero donde todo está permitido y sin arbitro en el Perú. La innovación nos habrá las puertas para salir de nuestra “caja” para poder vislumbrar el entorno y las orientaciones hacia donde se dirige pero si no estamos en la misma dirección pasaremos al olvido. En los proyectos nos abre caminos en poder enfocarnos con amplio donde aún el supuesto fenecido “SNIP” cerraba las puertas para ello. Ahora queda redefinir nuestro enfoque hacia los proyectos que se presenten o se evalúen recordando que los esquemas estratégicos serán nuestras líneas guías. Y que el valor compartido sociedad y comunidad hará nueva mente crear relaciones más amigables brindándole también respeto a su medio ambiento que lo rodea.

    Responder

  • juan diego arana cabrejos
    21/10/2016

    La innovación es ahora una herramienta estratégica para poder sobrevivir en nuestro actual entorno es cual muy cambiante., esta no es una idea novedosa que surge por ahí, sino debe ser la capacidad de crear un modelo de negocio distinto y al mismo tiempo rentable, el cual sea percibido por los cliente como algo diferente; es en este punto donde aparecen los famosos produ-servicios. Para lograr esta innovación debemos basarnos en cuatro parámetros: la propuesta de Valor, los canales de distribución, el cliente y las operaciones. En el caso peruano, por más de que varias empresas ofrezcan el mismo producto, los factores que determinan la diferencia (la propuesta de valor que brindad) están denotadas por las diferencias agregadas al servicio. Por otro lado, en la actualidad confundimos innovación con una guerra de precios y no buscamos ser distintos y con esto lograr que un nicho de mercado nos llegue a valorar (les creamos valor agregado). Para lograr este estado de innovación debemos buscar que nuestra empresa sea prospectora, es decir que redefinamos nuestros productos-mercados constantemente, y aunque no seamos los líderes del mercado en todos los productos que producimos, vayámonos adecuando nuestro produ-servicio a los cambios del entorno.

    Responder

  • juan diego arana cabrejos
    21/10/2016

    La innovación es ahora una herramienta estratégica para poder sobrevivir en nuestro actual entorno es cual muy cambiante., esta no es una idea novedosa que surge por ahí, sino debe ser la capacidad de crear un modelo de negocio distinto y al mismo tiempo rentable, el cual sea percibido por los cliente como algo diferente; es en este punto donde aparecen los famosos produ-servicios. Para lograr esta innovación debemos basarnos en cuatro parámetros: la propuesta de Valor, los canales de distribución, el cliente y las operaciones. En el caso peruano, por más de que varias empresas ofrezcan el mismo producto, los factores que determinan la diferencia (la propuesta de valor que brindad) están denotadas por las diferencias agregadas al servicio. Por otro lado, en la actualidad confundimos innovación con una guerra de precios y no buscamos ser distintos y con esto lograr que un nicho de mercado nos llegue a valorar (les creamos valor agregado). Para lograr este estado de innovación debemos buscar que nuestra empresa sea prospectora, es decir que redefinamos nuestros productos-mercados constantemente, y aunque no seamos los líderes del mercado en todos los productos que producimos, vayámonos adecuando nuestro produ-servicio a los cambios del entorno.

    Responder

  • Jose Zegarra
    24/10/2016

    La innovación como pre requisito para lograr el desarrollo de nuestras empresas debería ir de la mano de una capacitación constante de nuestros miembros pero no solo de eso , una barrera que ya se presenta como una constante en mucho de los casos es el pensamiento dentro de la caja como lo indica el artículo, es limitarse a pensar dentro de parámetros establecidos en muchos casos es lo más recurrente,es el temor a no ser bien visto por aquellos que pueden estar dentro de una posición superior y que piensan de una manera más conservadora y para metrada. Va depender mucho de que los líderes de nuestras empresas puedan asimilar todo aquello que le pueda servir a la empresa para poder subsistir y desarrollarse y mucho más aun aprender a tomar decisiones y enfocarse más en ser reconocidos por un servicio distinto y que por ello sean valorados en su nicho de mercado , entendiendo que el produc+servicio le puede brindar el valor agregado adecuado que ellos necesitan.

    Responder

  • gandhy l castillo de la flor luza
    30/10/2016

    La innovación, persigue un nivel de cambio radical, Innovación no es más que el proceso de desarrollar algo nuevo que no solo sorprenda sino que también funcione para que luego pueda venderse en un mercado específico. Si la incluimos dentro de nuestro proyecto, tenemos garantizado el camino a la competitividad y por supuesto, al logro de los objetivos. La innovación introduce optimismo e ilusión en las compañías, logra la alineación de objetivos y forma equipos eficaces, permite a las organizaciones y/o empresas, conquistar nuevos mercados, aumentar la productividad, y mejorar la competitividad. El valor de un negocio, empresa siempre debe estar basado en los clientes y en cómo solucionamos o minimizamos, sus problemas. Si el cliente percibe, que lo que recibe a cambio de lo que va a pagar es suficientemente bueno, comprará y si no, no lo hará. Así de simple y así de complicado.

    Responder

    • Manuel Ramos – Director General de StraTgia en respuesta a gandhy l castillo de la flor luza
      20/11/2016

      "así de simple y así de complicado". Efectivamente Gandhy. Tu comentario es muy acertado. Me atrevo a agregar algo. La falta de innovación genera estrés en las organizaciones. El trabajo de siempre no nos lleva a lograr más salvo que se "trate más fuerte". Una año se puede trabajar más duro para conseguir mejores resultados. Quizá un segundo año también pero el tercero y el cuarto ya se hace insufrible, crea estrés en la compañía. Una forma diferente de hacer las cosas evita que los empleados traten más fuerte y facilita el logro de mejores resultados. Lo que sucede es que rara vez, en las organizaciones, le dedicamos tiempo a pensar, o creamos procesos o espacios que faciliten la innovación. Solemos estar muy preocupados por el día a día. Un abrazo y muchas gracias por tu comentarios, Manuel Ramos Topham

      Responder

  • Diego Jesús Mamani Quispe
    03/06/2017

    La innovación es un requisito fundamental para que negocio crezca,para que se diferencie de la competencia,sino sera desplazado por un competidor.La innovación puede abarcar en el producto,resolver un problema de un cliente. A nivel nacional la innovación se desarrolla mas en las grandes empresas, y en mypes en un porcentaje menor

    Responder

    • Manuel Ramos – Director General de StraTgia en respuesta a Diego Jesús Mamani Quispe
      21/06/2017

      Así es, Diego, la innovación es fundamental para diferenciarse. Un mercado, una industria, un mismo producto o incluso un mismo servicio; ¿qué tienen en común? Los protagonistas, es decir, las empresas. Todas ellas se encuentran en una competencia constante, una contra la otra, apuntando todas al mismo objetivo: ser los mejores. Pero, ¿cómo lograrlo? Pues a través de una ventaja competitiva sostenible en el tiempo. Descubre más en nuestro ebook "Diferenciarte o retirarte". Haz clic aquí https://goo.gl/aPzIOd

      Responder

Dejar un comentario