http://stratgia.com/blog/de-cadenas-de-suministro-a-cadenas





De cadenas de suministro a cadenas de negocios

Publicado el 05 de Octubre del 2016 por Raúll Saco Vértiz Guerrero, Director Ejecutivo de


Las condiciones del actual entorno nos obliga a repensar la manera de competir; ya no es suficiente tener un buen producto, éste debe estar además disponible en tiempo, lugar, volumen y costo, en una competencia cada vez más global. Hoy, nuestra propuesta de valor para el cliente tiene que ser superior a la de nuestros competidores, y ello implica aprender a trabajar en conjunto con otras empresas; en el aprovisionamiento, en la distribución, y también en la tercerización, sin importar el lugar donde éstas se encuentren, debiendo elegir adecuadamente cada uno de los elementos de nuestra cadena de suministro.

 

Todos somos  parte de la misma, y tenemos que desarrollar su arquitectura como un  sistema de valor para el cliente, desarrollando qué realmente desea y necesita, en parámetros totalmente objetivos y medibles; más allá de sencillamente nuestros productos: cómo lo necesitan, dónde y cuándo lo requieren, en qué cantidades, empaques, y a qué costo.  A partir de ahí, construyamos nuestro Modelo de Negocio que asegure los resultados que deseamos, con roles para cada uno de los actores del sistema, sean primarios o de soporte. Este Modelo tendrá éxito solo si es aceptado por todos los elementos del sistema, y es la Cadena de Suministro el modelo de referencia más conocido por todos, convirtiéndose en la plataforma ideal para desarrollar esta arquitectura de nuestro sistema de creación de valor para el cliente, a la que denominaremos a partir de este momento, Cadena del Negocio.  Desde este enfoque, hablar de Supply Chain Management, es mucho más que Administrar la Cadena de Suministro, se trata además de Administrar la Cadena del Negocio en que su empresa compite con las otras Cadenas del sector..

 

Planificar las operaciones para la siguiente década implica considerar nuevos aspectos: mayor crecimiento poblacional, cambios en los procesos de fabricación, más y nuevos actores, escasez de materiales y recursos, tratamiento de residuos, nuevas TIC´s, y altos costos de transporte y energía entre otros.  Todo ello nos presenta un entorno muy diferente al siglo XX, lo que nos obligaría a repensar cómo competir en la segunda y tercera década del siglo XXI.

 

Para John Gattorna, uno de los expertos mundiales en gestión de la cadena de suministro, la cadena logística es algo integral y dinámico que tiene que ver con todas las actividades que realiza una empresa.  Ésta debe comprender las necesidades de sus clientes, segmentándolos adecuadamente, para luego, en reversa, y desde cada segmento con sus necesidades y procesos identificados, realizar una tarea de ingeniería interna que le permita alinear a ellos sus procesos, y los de las otras empresas y partes que conforman la cadena de suministros del sector.

 

“El énfasis ha cambiado, de mirar desde adentro hacia fuera, a una perspectiva que va desde afuera hacia dentro”; por otro lado, dado que la complejidad está creciendo a un ritmo exponencial, la idea de una configuración única de cadena de suministro ha sido superada por la necesidad de disponer de una arquitectura de negocio sólida, con varias configuraciones de cadena, de diferente capacidad. Solo de esta manera, podríamos atender con propiedad requerimientos particulares de cadenas con distintos valores en las variables que definen el nivel de servicio a brindar.

 

Hablamos posiblemente de una logística a la medida, de la cual resultarían cadenas con diferentes modelos para cada caso: cadenas de suministro flexibles, que se adaptarían a las necesidades de clientes innovadores; también cadenas de suministro esbeltas, para clientes que buscan la eficiencia, además cadenas de aprovisionamiento continuo, adecuadas para clientes que buscan la colaboración; y por último, cadenas de suministro ágiles, para servir a clientes muy exigentes.  Para ello debemos tal vez intentar responder las viejísimas preguntas de Peter Drucker: ¿quién es el cliente? y, ¿qué es lo que el cliente valora?; lo que nos lleva a otras preguntas básicas que todo gerente debe hacerse: ¿cómo ganamos dinero en este negocio?, y ¿cuál es la lógica económica oculta que explica cómo podemos crear valor a los clientes con un costo apropiado?

 

Todo se inicia analizando la estructura lógica de cómo una organización captura, crea y entrega valor, y esto se grafica íntegramente en su propio Modelo de Negocio; asimismo, aceptando como valor a aquello por lo cual el cliente está dispuesto a pagar, y que éste es construido por todos los actores que participan, con roles diferentes, en el Modelo de Negocios del Sistema de Creación de Valor del Sector al cual pertenecen.  A partir de ahí llamaremos entonces a este modelo la Cadena de Valor del Negocio, aceptando que en ésta viajan muchas variables, y que cuando en nuestro análisis, tomamos las variables dinero, materiales e información, esta Cadena de Valor del Negocio toma el nombre de Cadena de Suministro.

 

Es  con este caso particular de la Cadena de Valor del Negocio que debemos construir una oferta de valor al mercado, superior al de otras Cadenas que también compiten en el mismo, eslabonando a todos los actores y procesos que participan, y coordinando e integrando todas las actividades desarrolladas desde nuestros proveedores hasta nuestros clientes, alineando sus propios objetivos con los de cada segmento meta del mercado: vale decir, con cadenas flexibles, esbeltas, ágiles o de aprovisionamiento continuo, administrando el valor, a la medida de las necesidades para cada segmento del mercado.

 

A MANERA DE CONCLUSIÓN

 

Desarrollar un buen producto ya no es suficiente; éste debe ser el elegido por el mercado, lo que conlleva construir una propuesta de valor superior a nuestros competidores; ello nos exige aprender a trabajar en conjunto con otras empresas, tanto en el aprovisionamiento como en la distribución; vale decir, como un sistema de valor para el cliente.

 

Una de las maneras de estructurar este sistema de valor, es conociendo qué necesita el cliente y la manera cómo le vamos a proporcionar aquello que él califica como valor; solo a partir de ahí, comenzaríamos a diseñar el modelo del negocio en el que hemos decidido competir en el sector en que nos encontramos.

 

Definido el modelo y los roles primarios y de soporte de cada uno de los miembros del sistema de valor, es necesario implementarlo bajo una estructura conocida y aceptada por todos los elementos del sistema; la Cadena de Suministro como modelo de referencia, se convierte entonces en la plataforma ideal para desarrollar nuestro sistema como la Cadena de Valor del Negocio, o simplemente Cadena del Negocio en una dimensión diferente, en la cual no compiten las empresas sino las cadenas que conforman esas empresas.ocio en una dimensión diferente, en la cual no compiten las empresas sino las cadenas que conforman esas empresas. 

 

Raúl Saco Vértiz Guerrero

Director Ejecutivo de PEDERNAL Supply Chain Management,

Consultor en Operaciones, Cadenas de Suministro e Ingeniería de Mantenimiento,

asociado a StraTgia, Materials Research & Technology, NDT-Innovations, BizLinks, Innova PUCP y GS1 Perú.            

COMPARTIR:

Las condiciones del actual entorno nos obliga a repensar la manera de competir; ya no es suficiente tener un buen producto, éste debe estar además disponible en tiempo, lugar, volumen y costo, en una competencia cada vez más global. Hoy, nuestra propuesta de valor para el cliente tiene que ser superior a la de nuestros competidores, y ello implica aprender a trabajar en conjunto con otras empresas; en el aprovisionamiento, en la distribución, y también en la tercerización, sin importar el lugar donde éstas se encuentren, debiendo elegir adecuadamente cada uno de los elementos de nuestra cadena de suministro.

 

Todos somos  parte de la misma, y tenemos que desarrollar su arquitectura como un  sistema de valor para el cliente, desarrollando qué realmente desea y necesita, en parámetros totalmente objetivos y medibles; más allá de sencillamente nuestros productos: cómo lo necesitan, dónde y cuándo lo requieren, en qué cantidades, empaques, y a qué costo.  A partir de ahí, construyamos nuestro Modelo de Negocio que asegure los resultados que deseamos, con roles para cada uno de los actores del sistema, sean primarios o de soporte. Este Modelo tendrá éxito solo si es aceptado por todos los elementos del sistema, y es la Cadena de Suministro el modelo de referencia más conocido por todos, convirtiéndose en la plataforma ideal para desarrollar esta arquitectura de nuestro sistema de creación de valor para el cliente, a la que denominaremos a partir de este momento, Cadena del Negocio.  Desde este enfoque, hablar de Supply Chain Management, es mucho más que Administrar la Cadena de Suministro, se trata además de Administrar la Cadena del Negocio en que su empresa compite con las otras Cadenas del sector..

 

Planificar las operaciones para la siguiente década implica considerar nuevos aspectos: mayor crecimiento poblacional, cambios en los procesos de fabricación, más y nuevos actores, escasez de materiales y recursos, tratamiento de residuos, nuevas TIC´s, y altos costos de transporte y energía entre otros.  Todo ello nos presenta un entorno muy diferente al siglo XX, lo que nos obligaría a repensar cómo competir en la segunda y tercera década del siglo XXI.

 

Para John Gattorna, uno de los expertos mundiales en gestión de la cadena de suministro, la cadena logística es algo integral y dinámico que tiene que ver con todas las actividades que realiza una empresa.  Ésta debe comprender las necesidades de sus clientes, segmentándolos adecuadamente, para luego, en reversa, y desde cada segmento con sus necesidades y procesos identificados, realizar una tarea de ingeniería interna que le permita alinear a ellos sus procesos, y los de las otras empresas y partes que conforman la cadena de suministros del sector.

 

“El énfasis ha cambiado, de mirar desde adentro hacia fuera, a una perspectiva que va desde afuera hacia dentro”; por otro lado, dado que la complejidad está creciendo a un ritmo exponencial, la idea de una configuración única de cadena de suministro ha sido superada por la necesidad de disponer de una arquitectura de negocio sólida, con varias configuraciones de cadena, de diferente capacidad. Solo de esta manera, podríamos atender con propiedad requerimientos particulares de cadenas con distintos valores en las variables que definen el nivel de servicio a brindar.

 

Hablamos posiblemente de una logística a la medida, de la cual resultarían cadenas con diferentes modelos para cada caso: cadenas de suministro flexibles, que se adaptarían a las necesidades de clientes innovadores; también cadenas de suministro esbeltas, para clientes que buscan la eficiencia, además cadenas de aprovisionamiento continuo, adecuadas para clientes que buscan la colaboración; y por último, cadenas de suministro ágiles, para servir a clientes muy exigentes.  Para ello debemos tal vez intentar responder las viejísimas preguntas de Peter Drucker: ¿quién es el cliente? y, ¿qué es lo que el cliente valora?; lo que nos lleva a otras preguntas básicas que todo gerente debe hacerse: ¿cómo ganamos dinero en este negocio?, y ¿cuál es la lógica económica oculta que explica cómo podemos crear valor a los clientes con un costo apropiado?

 

Todo se inicia analizando la estructura lógica de cómo una organización captura, crea y entrega valor, y esto se grafica íntegramente en su propio Modelo de Negocio; asimismo, aceptando como valor a aquello por lo cual el cliente está dispuesto a pagar, y que éste es construido por todos los actores que participan, con roles diferentes, en el Modelo de Negocios del Sistema de Creación de Valor del Sector al cual pertenecen.  A partir de ahí llamaremos entonces a este modelo la Cadena de Valor del Negocio, aceptando que en ésta viajan muchas variables, y que cuando en nuestro análisis, tomamos las variables dinero, materiales e información, esta Cadena de Valor del Negocio toma el nombre de Cadena de Suministro.

 

Es  con este caso particular de la Cadena de Valor del Negocio que debemos construir una oferta de valor al mercado, superior al de otras Cadenas que también compiten en el mismo, eslabonando a todos los actores y procesos que participan, y coordinando e integrando todas las actividades desarrolladas desde nuestros proveedores hasta nuestros clientes, alineando sus propios objetivos con los de cada segmento meta del mercado: vale decir, con cadenas flexibles, esbeltas, ágiles o de aprovisionamiento continuo, administrando el valor, a la medida de las necesidades para cada segmento del mercado.

 

A MANERA DE CONCLUSIÓN

 

Desarrollar un buen producto ya no es suficiente; éste debe ser el elegido por el mercado, lo que conlleva construir una propuesta de valor superior a nuestros competidores; ello nos exige aprender a trabajar en conjunto con otras empresas, tanto en el aprovisionamiento como en la distribución; vale decir, como un sistema de valor para el cliente.

 

Una de las maneras de estructurar este sistema de valor, es conociendo qué necesita el cliente y la manera cómo le vamos a proporcionar aquello que él califica como valor; solo a partir de ahí, comenzaríamos a diseñar el modelo del negocio en el que hemos decidido competir en el sector en que nos encontramos.

 

Definido el modelo y los roles primarios y de soporte de cada uno de los miembros del sistema de valor, es necesario implementarlo bajo una estructura conocida y aceptada por todos los elementos del sistema; la Cadena de Suministro como modelo de referencia, se convierte entonces en la plataforma ideal para desarrollar nuestro sistema como la Cadena de Valor del Negocio, o simplemente Cadena del Negocio en una dimensión diferente, en la cual no compiten las empresas sino las cadenas que conforman esas empresas.ocio en una dimensión diferente, en la cual no compiten las empresas sino las cadenas que conforman esas empresas. 

 

Raúl Saco Vértiz Guerrero

Director Ejecutivo de PEDERNAL Supply Chain Management,

Consultor en Operaciones, Cadenas de Suministro e Ingeniería de Mantenimiento,

asociado a StraTgia, Materials Research & Technology, NDT-Innovations, BizLinks, Innova PUCP y GS1 Perú.            

Dejar un comentario

Comentarios

  • Juan Carlos Tagle Mamani
    20/10/2016

    En el mundo globalizado de ahora la única constante es el cambio, es así que en un mundo tan cambiante se necesita tener una propuesta de valor creativa, la cual satisfaga las necesidades de nuestros clientes, nos haga diferente ante nuestros competidores y nos permita ser competitivos. Con una perspectiva de afuera hacia adentro, debemos alinear nuestra cadena de negocio a nuestra propuesta de valor; por lo tanto, esta debe ser flexible (tratando de adecuarse a cada segmento de mercado), esbelta, de aprovisionamiento continuo y debe contar con los mejores aliados. Saludos cordiales, Atte. Juan Tagle

    Responder

  • Yeny Maritza Ruelas Maquera
    20/10/2016

    Una buena cadena de suministro, ayudara significativamente a desarrollar una buena propuesta de valor para el cliente. Se puede crear valor para el cliente a través de la cadena de suministro por ejemplo: - Haciendo mas fácil la vida del cliente, mediante mejoras en el servicio de entrega de un producto, o mediante la mejora del tiempo de espera de un servicio y su calidad. - Hacer propios los problemas del cliente, lo que se traducirá en un menor tiempo de respuesta al problema planteado y nos hará cumplir las promesas hechas. - Proveer mas opciones, esto lo podemos hacer si conocemos bien los deseos del cliente y nos limitamos a estos deseos, lo que nos permitirá eliminar las opciones costosas e inútiles. - Involucrar al cliente en el proceso de creación de valor. Debemos entender que la creación de valor está directamente relacionada con el cliente, la cual no es posible sin una buena logística y unos procesos de producción óptimos, que es donde toma parte la gestión correcta de la cadena de suministro para hacer posible todo lo antes mencionado de manera rentable y que genere beneficios para la empresa.

    Responder

  • Diana Ledy Espinoza Villanueva
    20/10/2016

    En la actualidad competir en base solo a los productos ofrecidos ya no genera una ventaja competitiva que permita a una empresa ser sostenible en el tiempo. Es necesario que las empresas tengan un enfoque de valor el cual es determinado por sus clientes en base a distintos factores como la calidad, la fiabilidad, la rapidez y el volumen. Es por ello que es necesario construir un modelo que se acomode a cada empresa, y que permita ofrecer la mejor propuesta valor a lo largo de toda la cadena de suministros. En mi opinión dado que sin una buena logística y sin procesos eficaces y eficientes de producción, no es posible crear “valor” para el cliente, la relación entre la cadena de valor y la cadena de suministros debe ser sincronizada y debe adaptarse a las necesidades de cada empresa y del mercado. La Cadena de Valor del Negocio, cumple con este enfoque, permitiendo a la empresa gestionar de manera global, tanto de adentro hacia afuera como de afuera hacia adentro,

    Responder

  • Milagros Ballena Bravo
    20/10/2016

    El punto de partida para obtener esa ventaja competitiva tan deseada por toda empresa; es armar una propuesta de valor que haga que el cliente se incline por nuestra compañía y no por la competencia, que el producto o servicio que ofrecemos cubra la necesidad del cliente en todo aspecto. Teniendo claro este punto tomamos en cuenta el SCM (Administracción de la Candena de Suministros) como modelo de referencia para crear nuestra propia Cadena de Valor del negocio; de acuerdo al rubro, necesidades, procesos y demás factores, que permitan la integración total de las áreas o departamentos que conforman una empresa. Un ejemplo muy simpático sobre el tema logístico es el caso Zara, la marca estrella del Grupo Inditex en España. Esta compañía especializada en textil, marca su diferencia gracias a la innovación estratégica, el control sobre toda su cadena de valor (que se distingue por un modelo de negocio único en el sector de la distribución de la moda), el control y la rapidez de sus procesos (diseño-fabricación-distribución), su logística es considerada como una de las más eficaces del mundo. https://www.youtube.com/watch?v=ALPpvzgFElg

    Responder

  • David Rodriguez
    26/10/2016

    La cadena de suministros da valor al negocio y es el eje de la producción actual y también es muy importante en un mercado tan competitivo con lo es en estos tiempos. Una adecuada estrategia de control asegura que el proceso sea limpio en el sentido de que no habrá fallas que generen un problema en el desempeño diario. Pero si los clientes y mercados cambian, se debe de seguir con nuestro modelo aplicado durante mucho tiempo y permanecer en nuestra zona de comfort? obviamente no, Adaptarse a estos cambios es primordial si nuestra meta es ser exitosos y si queremos ser eficientes en el manejo y control de la cadena de suministros.

    Responder

  • Bertha Diana
    27/10/2016

    Muy interesante su aporte sobre las empresas que deben implementar sus estrategias en la segunda y tercera década del siglo XXI. Usted cree que las metodologías implementadas actualmente en la cadena de suministros cambiarían de acuerdo al entorno situacional de la empresa en ese momento.

    Responder

  • Maximo Victor Postico Coaguila
    27/10/2016

    Si es verdad que la cadena de suministros nos va direccionar como modelo para obtener nuestro sistema en nuestra cadena de valor del negocio, diría entonces que si tengo una buena cadena de suministros que sea muy competitiva, obtendría un sistema con un alto valor de mi negocio para las necesidades de mis clientes.

    Responder

  • LUIS LOPEZ NEIRA
    30/10/2016

    Interesante artículo para cambiar de perspectiva, no solo considerando el enfoque de cadena de suministros como tal sino como una cadena de negocio considerando las necesidades del cliente como punto de partida para un enfoque de procesos de afuera hacia adentro, donde todas las actividades que se realicen se integren a fin de crear valor tal que el cliente lo perciba de esta manera. Importante también considerar que las cadenas de suministros irán migrando a una logística a la medida de lo que quiere el cliente debiendo lograr cadenas de suministros flexibles, esbeltas, contínuas y/o ágiles según el tipo de cliente, para lo cual una vez mas es necesario entender las necesidades del cliente y lo que ellos consideran como valor en nuestros productos.

    Responder

  • OMAR UMPIRE MAYTA
    04/11/2016

    La gestión efectiva de la cadena de suministro permite una mejor prestación de servicio al cliente y de la cadena de valor, a traves de la gestión de flujos de información, de producto y capital, así permite competir con éxito en los mercados actuales, gracias al resultado que produce la conjunción de los objetivos de la cadena de suministro y la implantación de mejores prácticas en áreas como la planificación y la demanda, producción, transporte, almacenaje, compras y servicio al cliente. Gracias por su gentil atención

    Responder

    • Manuel Ramos – Director General de StraTgia en respuesta a OMAR UMPIRE MAYTA
      20/11/2016

      Hola Omar, gracias por tus comentarios. Efectivamente, lo que dices es cierto. Al final el cliente es lo más importante y aquello para lo que viven las compañías. La adecuada gestión de la cadena de valor beneficia al cliente y también hace más eficiente a la compañía. Saludos cordiales, gracias y un abrazo, Manuel Ramos

      Responder

Dejar un comentario